Paul Volcker - el hombre que evitó el colapso del dólar

El conocimiento de la Historia es fundamental para interpretar el presente. Parece increíble que casi todo lo que nos pasa ya ha pasado antes...

Paul Volcker - el hombre que evitó el colapso del dólar

Notapor gabriel » 28 Ago 2012, 11:39

Imagen

Hola a todos, hace tiempo que os quería contar cosas sobre este personaje, Paul Volcker, un monstruo de la economía moderna, el hombre que salvó a EEUU del quiebra después del abandono del patrón oro. El gobernador de la FED (1979-1987) más respectado de todos los tiempos.

Esta historia es apasionante, y va desde 1971 con el Nixon Shock hasta 1983 en que termina la recesión inducida para salvar al dólar de la hiperinflación. Es fundamental conocer este episodio de la historia moderna porque tiene muchos paralelismos con lo que vivimos ahora: cómo evitar el colapso del sistema monetario fiduciario.

Volcker lo consiguió, ¿lo conseguirá Bernanke?
Avatar de Usuario
gabriel
Site Admin
 
Mensajes: 1918
Registrado: 07 May 2012, 17:57

El final del patrón oro

Notapor gabriel » 28 Ago 2012, 12:21

The Nixon Shock

Como ya os he contado en otras ocasiones, EEUU salió de la 2GM con las 2/3 partes de las reservas de oro mundiales (las armas se pagaban solo con oro, nada de papelitos) y su economía representaba el 50% del PIB mundial con solo el 7% de la población.

Esto le permitió imponer a los demás países el dólar, cuyo valor se anclaría al oro (35$/Oz) como moneda de comercio internacional gracias a sus inmensas reservas de oro para apoyar su moneda. No obstante, el sistema tenía sus virtudes ya que en teoría EEUU no podía abusar de imprimir dinero y todos los países estaban obligados a practicar una disciplina fiscal (limitaba el endeudamiento público) y comercial (equilibrar importaciones y exportaciones), lo cual afectaba también a norteamérica.

En pocos años, el desarrollo económico de los países devastados por la 2GM hizo que la balanza comercial norteamericana dejara de tener superavit. El intervencionismo internacional y las guerras de Corea y sobre todo Vietnam hicieron que el gobierno se pusiera a imprimir dólares a espuertas para financiar sus gastos, lo cual suponía pervertir los acuerdos de Bretton Woods.

Los demás países, sospechando la jugada y con la Francia de De Gaulle a la cabeza, se pusieron a cambiar sus reservas en dólares por oro en la ventanilla de la FED. La situación se hizo pronto insostenible. Se estaba desatando un pánico sobre el dólar y las reservas de oro iban camino de agotarse, así que Nixon tuvo que cerrar la ventanilla de cambio y declarar una "suspensión temporal" del patrón oro.

Es lo que se llamó el Shock de Nixon, supongo que dada la cara de tontos que se les quedaría a los demás gobiernos del planeta cuando se les anunció de la noche a la mañana que sus dólares ya no tienían el valor prometido, y que EEUU -unilateralmente- mandaba a la porra los acuerdos de Bretton Woods, institucionalizando el hecho de poder imprimir dólares a placer para financiarse a costa del resto del mundo.

En efecto, si EEUU imprimía dólares de más, lo hacía a costa de devaluar los ya existentes, lo cual era (y es) equivalente a cobrar un impuesto a los tenedores de dólares por todo el mundo. Dicho impuesto se conoce con el galicismo "señoreaje", y si tenemos en cuenta el ritmo de pérdida de valor del dólar desde 1971, no sale un impuesto de un 5% anual.

Imagen

El dólar vale en términos reales 5 veces menos que en 1971. Si elevamos 1,05 a la 40 (fórmula del interés compuesto), nos sale 4,80. Es decir, que cada año el poder adquisitivo de los dólares es un 5% menor, de media.

Los grandes perjudicados por la medida fueron los países exportadores de petróleo, ya que antes vendían el oro negro a cambio de oro amarillo, y desde entonces lo harían a cambio de papelitos que perdían rápidamente valor. Si a esto le sumamos el cabreo árabe por el apoyo norteamericano a Israel en la guerra del Yom Kipur, ya tenemos servida la primera crisis petrolera de 1973, en la que se triplica de golpe el precio del crudo.

Durante el patrón oro, todas las divisas tenían un cambio fijo respecto de dólar que hacía de "patrón", pero al terminarse este, las divisas entraron en el experimento monetario de cambios flotantes. Serán los mercados quienes decidirán el valor de las monedas.
Avatar de Usuario
gabriel
Site Admin
 
Mensajes: 1918
Registrado: 07 May 2012, 17:57

Camino de la hiperinflación

Notapor gabriel » 28 Ago 2012, 12:33

Camino de la hiperinflación

En la gráfica del post anterior podéis ver el ritmo acelerado de devaluación monetaria del dólar. Hasta 1980 el dólar aceleraba progresivamente su caída, mientras que se producía una huída monetaria hacia las commodities, las mercancías (o materias primas).

En 1979 se produce la segunda crisis petrolera al caer el Sha de Irán en la revolución de los ayatolás. Se vuelve a duplicar el precio del petróleo, siendo ya x6 el encarecimiento combinado del petróleo en las dos crisis energéticas.

Pero no solo sube el petróleo, ya que en la acelerada huída del dólar, el oro se planta en 1980 en los 850 $/Oz, que equivalen en dólares de hoy en día -según la inflación oficial- a 2.300 $/Oz. Si tuviéramos en cuenta la inflación real no manipulada, saldría un valor bastante mayor.

Imagen

Aquí veis que cada crisis petrolera coincide con una inflación disparada, que amenazaba a finales de los 70 con provocar un pánico sobre el dólar que habría supuesto la hiperinflación.

    Hay que entender que la hiperinflación se distingue de la inflación galopante en que se produce un pánico sobre una moneda. Nadie quiere tener dinero en esa moneda y prefieren gastarlo o cambiarlo a toda prisa. Los vendedores no quieren vender salvo a un precio desproporcionado para cubrirse de la devaluación. Así que, una vez se llega a valores de inflación elevados, el salto a la hiperinflación puede ser bastante brusco.

    En el caso norteamericano, la hiperinflación se habría producido en caso de desatarse un pánico sobre la deuda pública. La venta masiva de bonos habría obligado a la recompra de los títulos por parte de la FED mediante impresión masiva de dólares, lo que habría realimentado el pánico.

    La brusca bajada de valor de los títulos de deuda pública en el mercado internacional supondría la pérdida de valor equivalente en la moneda, con lo que todos los productos importados multiplicarían su precios. La hiperinflación llegaría a la calle también por esta vía.


¿Qué podía hacer Jimmy Carter para detener la espiral inflacionaria desatada por el final del patrón oro?
Avatar de Usuario
gabriel
Site Admin
 
Mensajes: 1918
Registrado: 07 May 2012, 17:57

Jimmy Carter nombra a Paul Volcker al frente de la FED

Notapor gabriel » 28 Ago 2012, 13:06

Jimmy Carter nombra a Paul Volcker al frente de la FED

La solución era conocida, sencilla pero a la vez terrible para la economía: subir los tipos de interés. Y para tomar esta medida sumiendo al país en la recesión más fuerte desde la Gran Depresión hacía falta a un tipo imponente que aguantara las presiones desde todos los estamentos de la sociedad: Paul Volcker.

EEUU tenía dos alternativas en aquel momento trascendental en la historia reciente:

    - Permitir que se derrumbara el dólar, cayendo en la hiperinflación, y sumiendo al país en una larga depresión debido a la pérdida del poder internacional que les proporcionaba el petrodólar.

    - Defender a muerte el dólar dejando de monetizar deuda pública (dejar de imprimir dinero para prestar al gobierno) y subiendo los tipos de interés muy por encima de la inflación para hacer rentable la posesión de dólares y evitar así el pánico sobre la moneda.

Evidentemente es la segunda opción que se eligió nombrando a Volcker, a quien no le tembló el pulso a la hora de subir el tipo de interés hasta un astronómico 20%.

Imagen

Podéis ver cómo la FED pasó de igualar el tipo de interés (Funds Rate) a la inflación, a sobrepasar la inflación para evitar la caída en la hiperinflación. En 1982 ya pudo empezar a bajar los tipos, pero el paro había subido a niveles que para EEUU -país sin cobertura social- eran insoportables.

Norteamérica sufrió con las medidas de Volcker, que fue muy criticado durante esos años, pero que después recibiría un merecido reconocimiento.
Avatar de Usuario
gabriel
Site Admin
 
Mensajes: 1918
Registrado: 07 May 2012, 17:57

Consecuencias fuera de los EEUU

Notapor gabriel » 28 Ago 2012, 13:24

Consecuencias fuera de los EEUU:

La población norteamericana sufrió las consecuencias de una recesión provocada voluntariamente por la FED, pero en los países en vías de desarrollo las consecuencias fueron mucho peores.

En efecto, en muchos países se daba una coincidencia de dos circunstancias: un elevado endeudamiento público exterior, y una gran dependencia de un petróleo hasta ese momento barato.

La subida brusca del tipo de interés de los créditos al desarrollo, sumado a la multiplicación del precio del petróleo hizo que muchos países se pusieran al borde de la bancarrota en cuestión de pocos años y cayeran en manos del FMI.

Muchos países de Latinoamérica, y en especial Brasil, Argentina y México, habían pedido prestado grandes sumas de dinero para invertir en proyectos de desarrollo. La subida de los tipos de interés hizo que el pago de intereses anuales subiera de 12 mil millones en 1975 a 66 mil millones de dólares en 1982. Es lo que se conoce como la Crisis de Deuda Latinoamericana, en la que convivieron durante 15 años con niveles de inflación galopante.

Como ya explicaremos en otro hilo, los objetivos del FMI, el BM y la OMC, no son el ayudar a los países en desarrollo, sino garantizar el cobro de las deudas a los acreedores occidentales.

Y voy a dejar para otro momento la fundamental reflexión sobre si Bernanke está en posición de hacer lo mismo que Volcker, subir a lo bestia los tipos de interés, para salvar al petrodólar de una muerte anunciada. De ello dependerá el futuro orden mundial para los próximos años.

Saludos.
Avatar de Usuario
gabriel
Site Admin
 
Mensajes: 1918
Registrado: 07 May 2012, 17:57


Volver a Artículos y debates sobre HISTORIA

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: 1 y 0 invitados